RECORDATORIO 9:30 a. m. Estudios Bíblicos en la Escuela Bíblica

Abuela de Gemelos Fraternos

erosario
Creado por: erosario
Día: 11/14/2018 @ 12:00:00 am
Vistas: 66

Fui abuela de gemelos el 16 de septiembre de 2014.  Hijos de Jonatán y de Marylene. Nacieron en Vancouver, Canadá. Tienen cuatro nacionalidades: de padre y abuelos puertorriqueños, de madre canadiense, abuelo alemán y abuela francesa.

Compartiré un TESTIMONIO que demuestra que lo que le pedimos a Dios se hace una realidad si se lo pedimos con fe y amor:

El 31 de diciembre de 2013, en la despedida de año, fecha de cumpleaños de mi hijo Jonatán, dije en la Iglesia con fe y convicción que sería abuela en el próximo año 2014.

El 14 de febrero de 2014, Día del Amor, tuve un sueño que confirmaba mi petición. Vi entrar en mi habitación a una joven, que no vi su rostro, pero sí su barriga, la cual me la mostraba diciéndome que sería abuela. (Es la misma barriga que luego vi cuando fue una realidad.)

Rápidamente me desperté y llamé a Arnaldo, que se casaría el 15 de marzo, pensando que él sería el padre. Un mes después del sueño me enteré que sería abuela por parte de Jonatán, no de Arnaldo ni de José David. Él me dijo junto a Marylene: ´mami, te vamos a dar una noticia, tu sueño se hizo realidad...´

¡Cuán grande fue mi sorpresa, pero a la misma vez, dando gracias a Dios porque me había contestado la petición de ser abuela en ese mismo año a través del sueño que tuve nada menos que en el Día del Amor!

Y no queda ahí, sino que el día que le hicieron el sonograma fue en la tarde y en la mañana estaba ayunando en la Iglesia y vino un pensamiento fugaz que me dijo: ¡Y qué tal si son gemelos! En la tarde nuestro hijo Jonatán nos empieza a decir los resultados de que serían dos en vez de uno. Le dije, ya lo sabía porque Dios también me lo había revelado.

Tenemos la certeza que nuestros primeros nietos serán una bendición tanto para nosotros como para la familia de Marylene. En ambas familias son los primeros nietos.  Gracias, Dios, porque sé que serán de bendición y de propósito para nuestras familias, los cuales compartimos con personas de otras nacionalidades que ya hemos aprendido a amar porque son parte de nuestra familia extendida.

¡QUÉ VIVA LA FAMILIA Y QUE DIOS SIEMPRE REINE EN NUESTROS CORAZONES! ¡AMÉN!

Archivo del Blog